12 sept. 2012

ANTOLOGÍA ENÉSIMA HOJA ( II )





Primera presentación de la ANTOLOGÍA con poemas mío recogidos en proyectos de Libros, Plaquettes, ciclos de poesía... Trazos de color, Besos de Almohadilla, Renglones de Asfalto, Labios de Lluvia

De momento... un poco de "suspense" con los poemas que leeré en Mérida. 

Me acompaña Ricardo con sus Frases en el muro. Resulta increíble cómo pueden dialogar los textos. 


Si las casas son tiestos                                                 
y las bicis anteojos,
caracolas las almohadas
y fango el miedo.

...

Se entienden

entre polisíndeton de besos
aliteración de susurros
e hipérboles de sueños




**Os indico aquí algunos poemas que forman parte de la Antología. 



Virginia Cantó Ha publicado los poemarios Fe de erratas  y Poemas para zurdos .


PRINCIPIO DE ARQUÍMEDES

El volumen del amor
es el agua que desbordan mis costados
cuando inyectas tu mano en mi columna
y tirita el epicentro de mis labios
formando el círculo ascendente
de una piedra dormida en algún charco.
La humedad de tu abrazo
es la razón licuosa en que mi vida
discurre entre el líquido amniótico
y tu saliva
empapando el recodo de mi ombligo

DETRÁS DE LA ESPERA

(…) Detrás de cualquier incertidumbre
siempre apareces tú mordiéndome en la espalda
el lunar oval del omoplato,
reptándome hasta el cuello con tu lengua,
pero aún más adentro,
donde yo ya no existo
o no me reconozco.
(…) Y detrás, inmediatamente detrás de lo que hastío
estás tú deambulándome los huesos
y cerrando los ojos para que pueda mirarte (…)



RESGUARDO DE UNA RECETA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Estaré curada de ti en unos días.
te guardaré reposo,
bajo prescripción facultativa,
y en no más de dos vidas sólo serás febrícula,
un poso centígrado del amor en los cuerpos,
un eco gradual del cuerpo amado.
(…) El Amor no es más que una medida,
los grados que marcan los termómetros
en bocas de mercurio,
un efecto secundario,
una inflamación de la garganta
con final ibuprofeno.
(…) El amor, como un catarro,
se cura cuando inyectan la vacuna del buen tiempo
y ya no exuda un calor de hiperpirexia
                                                              entre los labios.
Cuarenta grados de olvidos analgésicos.

A TEMPO.

Estoy aprendiendo a quererte sin premura
sin las grietas abiertas de la carne
con los primeros besos,
cuando dilatabas el mundo entre mis manos
con solo mirarlo,
con esa recreación física del verbo
con que me acariciabas.

(…) Ahora te quiero en la carne meditada
y te prefiero así,
con los músculos laxos de tu boca
y tu mirada tranquila y profunda
tragándome despacio
acariciando mi cuerpo con tu glotis
-y aún más adentro-
donde ya no hay carne.

La desmedida realidad de junio
Atraviesa la ciudad por verte.
Y aunque nunca llueve
-es árido el clima de tu boca-
la tierra humedece cuando estoy contigo
y germinas lentas las frutas del verano.


VANESA TORRES  ha publicado el poemario Desastres, poemas y otras delicias

AMANECER
Huele a asfalto en tu pecho,
a recuerdo impar y semáforo parado.
Saben, a granada tu vientre
y a uvas secas tus manos.


PETIT FOURS

Disfrazados de fina crema.
Virutas juegan en su circunferencia,
Melosos de chocolate y cardamomo
sucumben sórdidos,
en paladar de algún goloso poeta.
Fresas frescas en rojo pintalabios, para besArte.
Por si acaso desapareces,
mañana.
Dulces de vainilla de Madagascar
me dices, mientras nos peleamos
por quién de los dos,
se come el último.

VAGONES TÉTRICOS

Me recuerda el metro, a tu saliva callada.

Hoy, retiro todos mis versos al tiempo del olvido
y una a una
amontono las horquillas de mi pelo,
para no recogérmelo…
Nunca más.


VERÓNICA B       SU BLOG 

htt://resolucionesimaginarias.wordpress.com

LA QUIETUD DEL MOMENTO  LO HACE ETERNO

Detente.

Deja a un lado por un segundo
las prisas
los saludos calculados
los adioses convenidos
las formas impuestas
los colores
y calores que te arropan
aparta por un momento
el contexto.

Ahora estamos solos
desnudos a sabiendas
con la mirada llena
y las manos abiertas
con la conciencia vacía
y las bocas cerradas.

Estoy sola en tu cuerpo
sola en el mío
pero cómo me acompaña
tu silencio
qué elocuente el latir
de nuestro corazón.


QUIEN DA PRIMERO DA DOS VECES

De pronto una noche
sin ningún pudor
convertiste nuestra obra maestra
en un compendio de lugares comunes
y frases hechas.


MARTA GÓMEZ   Ha publicado los  poemarios Paraísos vacíos (2008) y   Océano de nostalgias (2004).



REFLEJO
Te imagino, rodeándote las piernas con la mirada.
Encendiendo a tientas una última sospecha.
Sentada, quizás, sobre un pensamiento anhelado.
Abarcando un camino que las palabras no pueden
                                                                             [recorrer
porque el sendero se ha enturbiado con un sudor ocre
                                                                            [cristalino.
Tus letras se escurren entre mis dedos.
Y es allí,
donde el miedo se emborracha con finos tragos de
                                                                          [deseo,
que perdí el rastro de tu mirada en opacos barrancos de
[arenisca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada